Conferencia sobre Espoz y Mina

Siguiendo la conferencia del periodista navarro Germá Ulzurrum, hemos llegado a saber que este famoso general estuvo presente en Jaca cuando se produjo la invasión francesa y que se descolgó por las murallas de la ciudadela para escapar y formar parte de la resistencia contra Napoleón volviendo a Jaca para tomar la ciudad de mano de los galos.

 

Participó en el sitio de Jaca durante el invierno de 1808-1809 y una vez capitulada la ciudad, se enroló en el "Corso terrestre de Navarra" dirigido por su sobrino Javier Mina. La captura de éste por parte de los franceses motivó que Francisco asumiera el mando del grupo, momento en el que tomó como segundo apellido el de su padre. Se consolidó como principal artífice de la guerrilla navarra, teniendo en jaque a los ejércitos franceses tanto en su tierra como en Aragón, Guipúzcoa o Castilla. Sus éxitos motivaron el aumento de su milicia, lo que le permitió tomar importantes ciudades -Sangüesa, Sos, Motrico, Fuenterrabía y Zaragoza-. La Regencia le premió con el nombramiento de general, siendo condecorado en numerosas ocasiones para finalizar el conflicto como mariscal de campo. 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

SOCIO

VISITA NUESTRA BIBLIOTECA

(EN ZONA DE SOCIOS)

Noticias:

 

PRESENTACIÓN DE LIBRO:

"RAMIRO II, EL REY DE LA CAMPANA. EL MONJE QUE DESAFIO AL PAPA" por D. XCar Malavida (PROXIMAMENTE) 

 

La presentación del libro "Ramiro II, el rey de la campana. El monje que desafió al Papa"

QUEDA POSPUESTA HASTA ENCONTRAR NUEVAS FECHAS MÁS ADECUADAS

Este bio-cuento, “Ramiro II, el rey de la campana. El monje que desafió al Papa”, quien ha sido un rey maltratado por la historia, al que le debemos mucho y hemos querido rendirle su merecido homenaje.

 

Revista

LA ESTELA nº 43

Ya esta disponible la Revista nº 43 de la asociación.

 

Pieza del mes en el Museo Diocesano de Jaca:

Cristo Crucificado

Siglo XII

Procedente de la Catedral de Jaca

 

Es una talla en madera de nogal de Cristo crucificado, una representación habitual en la iconografía cristiana de la época del románico. Presenta las características comunes a los Cristos de la época como son ese cuerpo en vertical con los brazos extendidos, las manos abiertas y las piernas estiradas. Además en este momento los Cristos presentan siempre cuatro clavos, que con el paso de los siglos, ya en el gótico, se convertirán en tres, no suele llevar la corona de espinas y nunca encontraremos en su rostro ninguna señal de dolor ni padecimiento, ya que a través de esta iconografía se busca expresar la victoria de Cristo sobre la muerte y la Salvación de la Humanidad.

 

 

Código QR
Codigo QR

CONTADOR DE VISITAS


contador de visitas